Fragmentos del alma en tiempos fríos

Por Gunnary Prado

 

Suplico que sea una buena noche buena.

Y que las campanas no se cansen.

Y que mi nuevo hogar no esté vacío.

[Ricardo Robles]

 

La navidad es una época nostálgica. ¿Es el fin del año o es la imagen “familiar”, “feliz”, “de abundancia” que casi ninguna familia tiene la que hace que nuestras navidades sean más bien una versión fracasada, llorosa? Ahora imagina que eres niñx y te das cuenta de esta anomalía que es la familia y todos los espacios de convivencia en ella. “Fragmentos del alma en tiempos fríos” de Ricardo Robles es un relato escénico que podría resumirse de esta manera.

Fuente: la foto fue tomada en el Teatro Ocampo de la ciudad de Morelia durante el 2do. Concurso-Maratòn de Unipersonales en el cual esta obra resultó ganadora, en enero del 2017.

Foto: Ramón Merino

 

Es la historia de Enrique, un niño de seis años que durante  sucesivos festejos navideños ha sufrido el abandono de su padre, la muerte de su madre, de su perro y de su amigo Luis. Y en la pieza teatral que nos presenta Robles es una ficción que se plantea todas las voces que pueden ser testigo de cada una de las navidades en que Enrique tiene que lidiar con la depresión de su madre hasta su muerte, con la inexplicable ausencia de su padre, con las preguntas sin respuestas a los abuelos, con la muerte accidental de su perro Thomas. A través de esta sinfonía vamos observando el avance del tiempo, el transcurrir de la vida de Enrique. Esta música integrada de testimonios fragmentados son recortes al ánima –es decir, a aquello que anima- a cada uno de los personajes que intervienen, desde el propio Enrique ya adulto hasta las esferas que decoran el árbol navideño de su casa, pasando por los abuelos, la madre, el tío Eleazar.

La dramaturgia de esta puesta es un texto muy particular. Despojado de todos los elementos que lo distinguirían como una obra de teatro (personajes, diálogos, acotaciones, etc.) es un extenso discurrir de pensamientos en primera persona. La personalidad de esta voz algunas veces es Enrique de seis años, de diez años o adulto; otras veces es una esfera navideña o luces de navidad que hablan entre sí. Por momentos, identificamos que esta primera persona delega su voz a la madre, al tío Eleazar, a los abuelos, finalmente es simplemente una voz narrativa que reflexiona sobre los acontecimientos. Nos vamos enterando qué está pasando a través del contenido del relato: quién está hablando, qué le está pasando, dónde está y cómo se relaciona con los otros. Y, en un esfuerzo imaginativo, los lectores/espectadores podemos reconstruir toda esta información en una historia. La pieza escénica es un unipersonal, donde, por supuesto, Ricardo dirige e interpreta.

La escritura del teatro es un ámbito sumamente interesante. Sin embargo, lo que es realmente apasionante son los procesos, en su mayoría inefables, de incorporar un material textual a la escena, dicho propiamente, de dar cuerpo a las palabras en el escenario. Este proceso de encarnación escénica de un texto representa varios retos. Sin duda la expresión artística menos abstracta es la literatura, lo cual permite que la palabra literaria interne las potencias escénicas. No obstante, el nivel de literalidad de la literaturidad puede ser avasallante y no permitir que el lenguaje escénico emerja en plenitud. Porque aunque no es completamente abstracto como la música, el lenguaje de la puesta en escena, en la perspectiva estética contemporánea, tiende alejarse de la re-presentación, de la figuración del texto dramático para proponer un nuevo sistema, de, como ya decía, incorporación, encarnación y visualización de la palabra. A mi parecer este ámbito es mucho más consistente que lo literario en la propuesta de Robles. De hecho podría asegurar que logra momentos de suma lucidez creativa en sus resoluciones escénicas (como el momento en qué hablan las luces navideñas, como el monologo de la esfera navideña, como la imagen de perro Thomas asfixiado con una bolsa de regalo, como el abismo que se abrió detrás de la puerta de Enrique cuando su padre se desvaneció – y justo en este momento, cuando escribo esta reseña, parece que las palabras vuelven a reducir la magnitud de esas imágenes que Robles consigue en el escenario).

Función en el Foro El Jardín de la compañía de danza contemporánea "La serpiente" en diciembre del 2017.

Foto: Gunnary Prado.

No cabe duda que Ricardo Robles es un joven creador de mucho talento y finas intuiciones escénicas. Este relato tan personal es al mismo tiempo universal porque presenta una infancia infinitamente quebrada por la frialdad de los adultos, por la gélida manera de estar en familia, por la ausencia, –no del padre, no de la madre, no del perro, no del amigo- la ausencia del sentido. Este pequeño Enrique (que puede ser cualquiera) deberá moldear el sin sentido, el abismo que se presenta ante su vida si quiere sobre ponerse a él, o perderse al pie de este peñasco que es ser adulto y no saber qué hacer con ello. Este joven dramaturgo/director/actor está comunicándonos algo muy terrible en una manera bella. ¿No es eso el arte?

Ojalá tengamos otra oportunidad de tener esta obra en temporada. Si usted topa con la cartelera de teatro independiente de nuestra ciudad y recuerda el nombre de Ricardo Robles, acuda a la función, porque sin duda se llevará una grata experiencia.

Acompañaron en este unipersonal:

Elizabeth Robles.-Asistente general

Daniella Saucedo.- Logística, asistente técnico y edición de audio.

Cristina Bustamante.- Diseño gráfico.

Raúl Machuca Campos.- Música original

Erandini Alvarado.- Producción ejecutiva.

Usted puede conocer la trayectoria de este creador en https://www.facebook.com/gentequetrabajagentedeteatro/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s