Vals- performance en Homografías

Por Gunnary Prado

Presentación

Los pasados días del 23 al 25 de noviembre se celebró en nuestra ciudad el 3ra. Muestra Internacional de videoperformance Homografía/Homography en cuatro foros independientes, Giraluna, Conejo Blanco, Cine Arcadia y Jeudi 27. En la misma participaron artistas del performance de México y Bélgica. El programa de actividades incluyó además de la presentación de performances, muestras de vídeo de la Mediateca Queer de Montreal y la Muestra Marrana (festival itinerante de vídeo postpornográfico). (Más información en http://revesonline.com/Homografía)

Homography

Antecedentes

Sinestesia escénica fue invitado al programa del día 23 de noviembre en Jeudi 27 donde tuvimos la oportunidad de participar de la proyección de la última producción del cineasta portugués Antonio D´Silva, “Machos”, que realizó en México durante este año. Así como los performances del canadiense Mikiki Burino, S/T; y Vals de los artistas mexicanos Zyanya Amezcua y Vito Valverde.

Este proyecto independiente, dirigido por Edgar Ramírez Asher y coordinado en la sede Morelia por Tsade Trigo (artista visual ) nos permite tener acceso a una muestra de videos de difícil distribución, considerando que el tratamiento que se hace en ellos sobre los temas del cuerpo, género y la sexualidad, es sumamente radical. Por lo que Homografías es una de las pocas oportunidades que tiene el público mexicano para conocer estas producciones audiovisuales. Se realiza en San Miguel de Allende, Ciudad de México, Tlaxcala, Morelia y por primera vez en Puebla, en espacios alternativos e independientes. En la Ciudad de México siempre se celebra en la galería Artspace México.

El proyecto de Homografía tiene una historia de tres años y además de llevarse a cabo en nuestro país se realiza en Bruselas. Originalmente es sólo una muestra de videoperformance, sin embargo, en esta ocasión, se sumaron artistas del performance y la danza que realizaron presentaciones en vivo durante los tres días en las distintas sedes, entre ellos la moreliana Zyanya Amezcua.

Sobre la pieza Vals

Vals 4

Fotografías:Tsade Trigo. http://memoria.portfoliobox.net/

La coreógrafa y artista del performance Zyanya Amezcua platicó con Sinestesia de su participación con el performance “Vals” que fue especialmente construido para Homografías. Ella es egresada de la licenciatura en danza de la Facultad Popular de Bellas Artes de la UMSNH. Nos contó que después de trasladarse a la Ciudad de México entró en contacto con otros lenguajes escénicos como el performance. Posteriormente en el año 2013-2014 realizó una residencia en Barcelona y ahí transformó por completo sus intereses creativos de la danza contemporánea al performance y el vídeo. Cabe destacar que desde sus primeros pasos creativos en Morelia, ella siempre manifestó su interés por combinar el lenguaje visual (fotografía y vídeo) y los lenguajes corporales de la danza. Realizó su primer performance profesional para el museo de la ciudad de Querétaro en el marco de un encuentro de artistas del performance, donde da definitivamente el giro hacia el lenguaje experimental del performance.

La pieza de “Vals” nace de un proceso de un año de investigación sobre el movimiento del (otro) cuerpo. El propósito es imprimir movimiento en otro cuerpo con las manos y desplazarlo en el espacio. El nombre del performance se tomó en consideración a que las investigaciones corporales se realizaban con piezas musicales de vals.  En la experimentación se buscaba la progresión del movimiento desde la suavidad al contacto hasta el movimiento violento. Después se conectó esta investigación corporal con los fenómenos de violencia sexual que acontecen sistemáticamente sobre los cuerpos femeninos.

Vals 3

Fotografías:Tsade Trigo. http://memoria.portfoliobox.net/

Esta pieza ha sido una ardua y profunda investigación en el movimiento del otro-cuerpo, no obstante, la presentación de la pieza es completamente improvisada con la pretensión de suscitar cada vez una experiencia nueva en nuevo espacio con un nuevo público. Asimismo sucede con la intervención musical en vivo: el músico improvisa y acompaña a su vez la improvisación de las performance. Al final de la pieza la consigna es que ese cuerpo que ha sido manipulado, violentado o agredido con la intensidad del movimiento debe “entregarse” algún espectador/ra.

En el tratamiento visual, Amezcua y su equipo se sienten influidos por el artista francés Antoine D´Agata que generalmente representa en su trabajo fotográfico cuerpos en riesgo y en situaciones de precarización: prostitutas, personas en situación de calle, adictos, entre otros. La singularidad es que siempre retrata a personas en esta circunstancia, es decir, cuando la prostituta realiza su trabajo sexual; cuando el adicto consume sustancias, etc. A partir del estudio, la discusión y la provocación de las fotografías, Amezcua y las performance participantes, indagaron en la estética corporal de “Vals”. Zyanya Amezcua afirma que su principal interés está en la transgresión del cuerpo: moverlo, agredirlo, arrastrarlo, transformarlo; es decir, todas las posibilidades que alguien tiene para infringir transgresiones (violentas y no) sobre el cuerpo de otro alguien. Sin duda alguna toda esta experiencia procesual de la creación de esta pieza se puede verificar en lo que presenciamos el 23 de noviembre. La provocación y la transgresión (del cuerpo de la otra, del espacio, de la relación “espectáculo-espectador”) son los derroteros principales.

Vals 2

Fotografías:Tsade Trigo. http://memoria.portfoliobox.net/

La interpelación del espectador al final de la pieza es clave de lectura. Recordemos que la transgresión (en otras palabras, la irrupción en lo real con la ficción; o la irrupción en la ficción con lo real) es la naturaleza misma del arte del performance. En ese sentido Vals no está yendo mucho más allá de las pautas del performance. Y, aunque se corrobora la investigación que se ha hecho en relación al movimiento, este material no alcanza a construir un lenguaje soberano que se escinda de la interacción meramente experimental, porque la violencia sexual sobre los cuerpos femeninos es una imagen social con muchos referentes, de muchas tonalidades y variadas intensidades, luego, Vals no parece conectar directamente con este universo. Únicamente desnuda la relación básica de este fenómeno: las innumerables posibilidades de sujeción, control, transgresión, manipulación, etc.; y después, ¿qué media ahí?, ¿una moral, una política, una ética, una estética, una biología?, inclusive, ¿debe mediar algo?

Al arte del performance en nuestra ciudad y entidad es muy embrionario, todavía. Amezcua muestra mucha claridad y pasión por esta práctica por lo que es muy probable que en lo sucesivo tengamos gratas noticias de su trabajo artístico.

Homografías es uno de los poquísimos espacios que tienen nuestra ciudad para conocer estas expresiones de alta vanguardia e importante reflexión en torno a temas tan sensibles como es la sexualidad y sus múltiples facetas (transgénero, transexualidad, homosexualidad), el violencia de género (feminicidio, transfeminicidio, homofobia, etc.) de la cual México destaca con cifras alarmantes; por lo que tiene mucho valor su realización, no solamente en términos políticos, sino también en el ámbito artístico.

De los participantes en Vals:

HOMOGRAPHY/HOMOGRAFÍA 2017

Performers: Erika villa, Emma lilith, Grecia Vega Chávez.

Arte sonoro: Tonalli R. Nakamura.

Dirección: Zyanya Amezcua y Vito Valverde Angeles.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s