Editorial. Muestra Regional de Teatro Centro-Occidente 2017.

Les damos la bienvenida, una vez más, a este trabajo de registro y seguimiento crítico que realizamos desde Sinestesia Escénica sobre la Muestra Regional de Teatro Centro-Occidente 2017, que tuvo lugar en la ciudad de Morelia del 21 al 23 de Septiembre del año en curso. En esta ocasión, contamos con más colaboraciones, las cuales celebramos y aplaudimos, muchísimas gracias a Juan Velasco, a Jesús Suárez y a Yamel El-Mosri por apoyar en este trabajo que comenzamos hace algunos meses.

Para comenzar este trabajo, Juan Velasco nos comparte una reflexión en torno a la MRT 2017 que transcribimos a continuación:

Una anécdota, una opinión y una sugerencia.

(A propósito de la Muestra Regional de Teatro Centro Occidente 2017)

Por Juan Velasco.

Mientras esperaba una crepa de filadelfia con cajeta en un café cercano a Ciudad Universitaria me tocó escuchar la breve conversación entre una persona (seguramente empleada de la Universidad en el área de Difusión y Extensión) y quien le sirvió su americano regular:

  • ¿Qué tal le va con el evento de obras de teatro?
  • Bien. Como en Morelia la gente no va al teatro nada más hay que encargarse de los grupos y eso está fácil…

  • Ahhh, pues que bien…

Hasta ahí la anécdota. Por la fecha en que la escuché estoy un 99.99% seguro de que hablaban de la Muestra Regional de Teatro Centro Occidente 2017. Honestamente no sé a qué se refería la persona que fue a comprar café porque, y aquí comienza la opinión, me parece que organizar una Muestra de Teatro, lograr que cumpla con sus objetivos, no es cosa fácil nunca. Y quizás menos cuando es una Muestra sui generis, que más que Muestra parece –y es, un concurso de selección para un evento posterior.

Encargarse de los grupos no es solamente transportarlos, hospedarlos y alimentarlos. Esto es importante y hay que hacerlo bien, siempre. Pero los grupos asisten a una Muestra a presentar su propuesta escénica ante un público distinto a su habitual y ante otros grupos, otras propuestas. Además, claro, en una Muestra como esta, ante un Jurado, con el deseo de ganar el pase a la siguiente para, otra vez, poder tratar otros públicos, más grupos, más propuestas.

Encargarse de los grupos, entonces, es conocer su propuesta escénica. Sus necesidades de espacio e iluminación, sus tiempos de montaje y desmontaje, sus requerimientos técnicos. Y cumplir con ellos lo más que se pueda. Una puesta en escena presentada en un espacio inadecuado puede perder parte de su fuerza, pero presentada en un espacio radicalmente inadecuado la puede hacer perder todo su sentido. Un montaje de luces apresurado o con aparatos inapropiados puede hacer que se pierdan los efectos y significados que se buscaban con la luz. Y lo mismo pasa con la escenografía, con el audio, con cualquier elemento de una puesta en escena.

En mi opinión hay un descuido por parte de la organización de la Muestra en lo que hace al previo conocimiento de las propuestas que se van a presentar, a la revisión cuidadosa de las fichas técnicas (que siempre se piden aunque no siempre queda claro para qué). Da la impresión de que se consiguen los espacios y las plantas técnicas antes de saber qué se va a presentar en lugar de conseguir lo que se requiere para lo que se va a presentar. Puede ser un asunto de planeación o de dinero, no lo sé. Pero ojalá se pueda mejorar para cumplir con uno de los objetivos centrales de la Muestra: presentar las propuestas en su mejor versión posible.

Para concluir, va la sugerencia. Todas las Muestras que conozco, no sólo ésta, se presentan a sí mismas como espacios para propiciar el diálogo y reconocimiento de quienes nos dedicamos al teatro, con el afán de fortalecernos y fortalecer nuestro quehacer. Y las estrategias que tradicionalmente se ha usado para cumplir este objetivo son charlas, talleres y fiestas. Muy bien, que sigan.

Me permito hacer una sugerencia orientada a propiciar el diálogo y fortalecer nuestro quehacer. Sugiero que en las Muestras que otorguen algo a través de un Jurado, sea un premio o el pase a otra Muestra, se solicite al Jurado que entregue un dictamen por escrito donde exponga los motivos y razones que lo llevaron a tomar la decisión que tomó, y que el dictamen completo se haga público. Dicho de otra manera, que no sólo se diga quién ganó sino también por qué.

Aclaro que se busca y que no se busca con la propuesta. No se busca crear un medio de impugnación hacia las decisiones del Jurado. Cuando se entra a una Muestra o a un concurso cualquiera hay unas bases que se aceptan y un mínimo de lealtad implica aceptar los resultados, que además por lo común se estipulan como inapelables desde la convocatoria. Entonces no, no se busca con esta propuesta cuestionar al Jurado ni causar problemas a los organizadores.

Lo que se busca con la propuesta es abrir un diálogo sobre lo visto en una Muestra con base en la opinión argumentada y razonada del Jurado. Lo común es que el Jurado esté compuesto por personas con reconocida trayectoria en la creación, la crítica, la investigación o la difusión del teatro. Entonces, conocer y discutir públicamente los razonamientos que llevan a estas personas a hacer su selección puede contribuir a reconocernos y fortalecer nuestro quehacer. Tal es el sentido original de la propuesta y así la dejo para que la discutamos (si quieren).

Vale. A seguir mirando, haciendo y discutiendo la escena. Y por cierto, no olvidemos que la gente –y con razón- no va a donde no la invitan. Salud.

Morelia a 26 de septiembre de 2017.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s