Más allá de los archipiélagos

 

B: […] Estás haciendo tronar. De seguro ya hiciste enojar a los señores de la lluvia.

A: Ya empezó a llover.

B: La tormenta.

A: El agua. Siento el agua.

B: El viento en mi piel.

A: Siento como las gotas acarician mi cara.

B: El viento me susurra. Me hace cosquillas.

A: Veo como las gotas nacen de las nubes y se dirigen a toda velocidad hacia nosotros para morir en un: ¡PLOP! 

B: El viento habla, siempre ha hablado. Susurra las cosas invisibles de la vida.

Ambas: Nosotras, los archipiélagos, más allá de los archipiélagos.

Más allá de los archipiélagos. Atzumey León

El pasado miércoles 6 de septiembre se presentó la obra “Más allá de los archipiélagos” de Atzumey León bajo la dirección de Silvia Noguerón en el marco de la Muestra Universitaria de Teatro 2017, que se realizó con el propósito de seleccionar una puesta que representaría a la Universidad Michoacana en la Muestra Regional de Teatro de la Región Centro Occidente.

21458469_1895004810820276_388668836_o

La puesta en escena está basada en una dramaturgia personalísima de Atzumey León, quien también asumió la dirección de actrices con el apoyo de Noguerón, quien realizó la dirección de escena. De acuerdo a la propia Atzumey León este ejercicio nació con la inquietud de conmemorar la memoria de sus abuelas. Construyó una dramaturgia basada en las experiencias que vivió junto a ellas en los últimos días de su vida internadas en un hospital. Además de esto, buscó recuperar dos herencias culturales que la constituyen: Michoacán y Veracruz. Y son la indumentaria típica, la música y las leyendas las que enmarcan esta historia tan personal y particular.

Más allá de sus propósitos personales la obra es resulta ser un acontecimiento conmovedor y misterioso para los que la presenciamos. Sin duda la imaginación es el recurso más poderoso con el que cuentan las actrices para llevar a cabo su trabajo. Ambas, Amanda Maldonado y Estefany Torres se sumergen en un viaje profundo por los archipiélagos, buscando una manera de escapar. La dramaturga cuenta que el procedimiento de puesta en escena consistió principalmente en explorar diferentes momentos y acciones escénicas a través de la situación que ella iba pautando a las actrices. En consecuencia, muchas de las cosas que forman parte de la puesta en escena, no están recogidas en el texto dramático. En este sólo encontramos una suerte de escaleta general de cuadros que posteriormente se construirían en acciones escénicas. Por otro lado, Noguerón apoyaría a León y las actrices a organizar esas acciones escénicas en una puesta teatral. Los recursos materiales de la puesta son escasos, apenas dos rebosos que se suman al trabajo de interpretación verbal y corporal de las actrices, tal sólo con eso (que sean escasos no quiere decir que sean poca cosa) participamos de una especie de invocación fantástica.

Al principio de la obra no tenemos mucha información: se identifican los atuendos tradiciones, la blusa bordada michoacana, el vestido de holanes blanco veracruzano, los rebosos, etc. sabemos que ambas mujeres están encerradas en un lugar que dicen que es un archipiélago. El ambiente sonoro es acuático, el agua gotea incesantemente y las corrientes de ríos se oyen a lo lejos. En el medio de este paisaje ellas buscan con temor la salida: quieren emprender el viaje más allá de los archipiélagos. De acuerdo al relato ese lugar está rodeado de espíritus, duendes y gigantes blancos. Estos últimos son los guardianes, los que les impiden salir. El objetivo de los personajes es encontrar el mapa que las llevará a los límites del archipiélago. Los personajes son Yunúen y Jova. Yunúen es tímida, ella conoce muy bien los archipiélagos, ha estado allí durante mucho tiempo; Jova es más locuaz, le gusta cantar y bailar. Las dos tienen una imperiosa necesidad de regresar con sus familias, extrañan profundamente su pueblo:

Jova: ¿Usted nos puede ayudar? Estamos buscando salir de los archipiélagos, regresar a casa, al pueblo con nuestras familias. Tenemos mucho tiempo atrapadas en este lugar. Nosotras veníamos de visita nada más, cuando de repente algo pasó y ya no nos dejaron salir. Las curanderas nos dijeron que los gigantes blancos se encargarían de todo, que no eran malos, pero nos tienen atrapadas y no hemos visto a nuestras familias. ¿Usted nos puede decir cómo salir de aquí?

Le habla Jova a los espíritus que Yunúen no puede ver porque no los siente.

En el transcurso Yunúen y Jova se conocen más, y así también los espectadores las conocemos más a ellas. Hablan de sus familias, de sus padres, de sus costumbres, de los oficios que aprendieron, de sus gustos. Se convierten en mejores amigas y ambas se apoyan en su difícil escape. El final de este relato es ambiguo. Sabemos que encuentran el mapa y logran salir del archipiélago hacia el mar navegando, con la profunda esperanza de que más allá de los archipiélagos hay una nueva vida.

21441470_1895004814153609_866627298_o

Se observa que poética de la puesta se centra en la dimensión metafísica del ser humano. Hacia esa expectativa o añoranza, casi segura, de que más allá de la vida terrenal hay otras formas de vida. Que estamos rodeados de espíritus de nuestros abuelos y nuestros ancianos. Y que todas estas fuerzas sobrenaturales, junto a todo lo que nos rodea (la naturaleza, los alimentos, las fiestas, la música) confluyen en nuestro ser y nos conforman:

Yunúen: Somos la suma de lo que nos rodea y nuestras raíces. No importa a dónde vayamos, nuestros ancestros no nos dejaran.

21441233_1895004807486943_1514198928_o

La obra aborda este contenido con profunda solemnidad y respeto. Claramente es una visión que convoca a observar el mundo y reconocer como existen potencias metafísicas más allá del plano inmanente, que nos rodean, nos determinan, nos conducen como voluntades espirituales de magnitudes incompresibles para nuestra fútil existencia humana. Toda esta visión está ligada a un pasado prehispánico que aparece pujante en medio de la vorágine del mundo occidentalizado, rebajado en su espesura mitológica y folklorizado por el capitalismo cultural.

Para aquellos que forzadamente nos hemos convertido en mujeres y hombres modernos racionalistas, cientificistas, tecnócratas, occidentalistas (más a la manera de Frankenstein que de Prometeo) el planteamiento de la obra puede parecer peculiar, en algunos casos, ajeno. No obstante, cuando consideramos el origen de este montaje, aquella experiencia tan personal, íntima y sagrada es imposible no conmoverse. Aún más, cuando reconocemos que de este origen tan particular puede suscitarse una experiencia tan extensa como la que es Más allá de los archipiélagos, asignamos que hay varios hallazgos en la puesta. En primer término, el equipo que integra esta puesta se muestra totalmente comprometido con el proceso y el resultado que han obtenido; también, las actrices consiguen involucrarnos en su juego imaginativo con un trabajo de interpretación dulce y amoroso. Finalmente, una como espectadora sabe que forma parte de un ejercicio de alivio generosamente compartido como teatro.

Hasta ahí podemos congratularnos de los altos valores humanos que tiene esta manera de hacer el teatro, uno que sirve para curar el corazón y compartir la esperanza de una vida más allá de los archipiélagos —habría que dejar claro que la metáfora de los archipiélagos se refiere al hospital—. Sin embargo, mi corazón inquieto también se pregunta qué pasa con todo lo otro: ¿qué pasa con el teatro como un medio de producción? ¿Qué sucede con los procedimientos técnicos propios del teatro que nos permiten reconocerlo como hacer artístico? ¿Qué pasa con la relación entre forma y contenido de la pieza?, es decir, con la relación entre el tema (la vida más allá de la muerte) o el sistema estético de la puesta en escena. Cabe decir que estas preguntas están por responderse en relación con este montaje que en varios aspectos parece embrionario, apenas bocetado.

Por momentos las actrices no mantienen la interpretación y tiene problemas de audibilidad. La energía actoral no es sostenida lo cual hace que decaiga nuestra atención. La dramaturgia textual y escénica puede ser depurada de tal manera que vayamos a lo más relevante y por lo tanto, intenso. (Recordemos que la distinción del género dramático en relación a otros géneros, digámoslo de alguna manera, su especificidad, estriba en su capacidad de síntesis que escénicamente se traduce en la intensificación de todos los acontecimientos.) El hecho de que haya grandes fragmentos de la vida y el carácter de los personajes exteriorizados a través del relato narrativo no es el problema, el asunto primordial es cómo presentamos ese relato narrativo.

Considero que el colectivo “Archipiélagos” tiene en sus manos una valiosa experiencia y que han tenido el valor de compartirla con extraños, de arriesgarse a exponerla al posible escrutinio o comentario de aquellos que no reconozcan todo lo que está en juego en esta historia, por ejemplo. Eso es altamente plausible. También creo que tiene un gran potencial para un espectáculo teatral conmovedor y brillante. Pero creo que este necesita mucho más trabajo.

No soy indiferente a lo pesadas que pueden caer estas últimas palabras para los creadores. Yo misma en mi trabajo práctico las he recibido y cuesta reponerse a ellas, porque en mi experiencia, una como creadora teatral quisiera poder llegar a ese anhelado momento en el que sabes que una obra de teatro está terminada y está bien. La noticia complicada es que ese momento no llega, nunca. El teatro para bien y para mal es arte vivo que debe renovarse, elaborarse, rehacerse, renacer cada vez, con la maravilla que eso significa y con el extenuante esfuerzo que implica.

 

Te abrazo Atzu.

Las abrazo a todas, Sil, Amanda, Fanny.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s